Consejos para ser y tener un buen camarero

¿Cómo llegar a ser un buen camarero?

Si tienes un restaurantes sabrás de lo que hablamos; cada día es más difícil encontrar un servicio cualificado, la poca oferta que hay en el mercado de gente con experiencia y la falta de motivación, obliga a contratar a personas que no tienen vocación y solo están de paso mientras encuentran un trabajo que les «llene».

También está el problema que el trabajo de camarero o camarera no se ha profesionalizado totalmente, son trabajos que desempeñan, en su gran mayoría, los jóvenes y que no quieren avanzar en un futuro, lo consideran algo temporal.

Consejos y guías para camareros

Creemos que los hosteleros tenemos que asumir también la responsabilidad y que como cualquier empresa que ficha a un nuevo empleado debemos dar una formación continúa y cualificada, así como transmitir el sentimiento por hacer bien las cosas y satisfacer al cliente. Y por último, compensar también con puestos de mayor responsabilidad y subida de salario aquellos que llevan mucho tiempo trabajando y pueden no solo enseñar a los más jóvenes, sino que también aporten un grado diferencial al restaurante, bar, pub o cafetería.

Guía para ser un excelente camarero

1- Atención al cliente:

  • El cliente es lo primero y siempre se le tratará de señor o señora.
  • El cliente se siente satisfecho cuando recibe más de lo esperado, ¿Cómo lograrlo? Conociendo muy bien a nuestros clientes (nombre) y enfocando su necesidades en deseos.
  • Un camarero es en gran parte un psicólogo, su trabajo es evaluar correctamente al cliente y tratarle de la manera correspondiente.
  • Un camarero es prudente con el cliente. No entrar en polémicas (Política, fútbol o religiones).
  • No se pierde la calma aunque alrededor se pierda.
  • Un camarero conoce las normas del servicio platos y bebidas.
  • Conoce los ingredientes de la elaboración de cada plato y tiene conocimientos de los alérgenos.
  • Un buen camarero es un buen vendedor (siempre hay que ofrecer).
  • Las personas que tienen contacto directo con los clientes tienen la gran responsabilidad, que un cliente regrese o jamás  vuelva, VOSOTROS HACÉIS LA DIFERENCIA.

Camarero con buena atención al cliente

 

2 – Uniformidad

El uniforme es parte importante de la imagen de marca del restaurante por lo que su limpieza y cuidado es una obligación implícita para cada trabajador de la empresa.

Los criterios básicos de uniformidad son:

  • El uniforme deberá estar siempre limpio y planchado.
  • Su uso será exclusivo para la zona de trabajo.
  • La limpieza y cuidado del mismo son responsabilidad de cada empleado.
  • En el caso de que haya varias opciones de uniforme, la dirección es quién establecerá los turnos de uso.

Uniformidad en camareros e higiene personal

3 – Higiene personal

Todos los empleados del restaurante deben mantener unas condiciones óptimas de higiene personal así como unas prácticas de trabajo que garanticen el buen estado de los alimentos que se sirvan en el establecimiento.

En cuanto a higiene personal, el empleado debe:

  • Presentarse al puesto de trabajo siempre limpio y aseado.
  • Pelo corto y bien afeitado en el caso de los hombres.
  • Mujeres pelo recogido y evitando tintes de colores llamativos.
  • No se permiten anillos, pulseras o collares en ningún caso.
  • Para mujeres los pendientes serán pequeños y discretos.
  • Los piercings están prohibidos en cualquiera de sus formas, así como tatuajes que queden visibles con el uniforme de la empresa.
  • Los hombres tendrán las uñas siempre limpias y cortas.
  • Las mujeres podrán llevar uñas de 0,5 cm máximo de largo y pintadas con colores suaves.
  • Queda prohibido el uso de perfumes con olores fuertes.
  • No se permite fumar ni comer dentro del turno de trabajo, salvo autorización expresa de la dirección.
  • Lavarse las manos con jabón neutro después de usar el wc, estornudar, toser, etc…
  • No se permitirán prácticas del tipo masticar chicle, beber o comer en el mismo puesto de trabajo y menos delante de un cliente.
  • El teléfono móvil deberá dejarse en la taquilla durante el servicio, pudiendo ofrecer el número de la empresa como número de contacto a familiares y relativos durante la jornada laboral.

Dentro de las normas principales a aplicar sobre la plantilla de todo el establecimiento, donde se incluye la que conforma el departamento de bar, tiene especial importancia la puntualidad en la incorporación al puesto de trabajo. Para garantizar dicha puntualidad cada trabajador debe llegar al establecimiento entre 30 y 15 minutos antes de la hora de entrada, asegurando que cada miembro de la plantilla está preparado y listo para empezar a trabajar en el momento justo de comienzo de turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *